Apple abrió su tienda más grande de Asia

La multinacional informática Apple abrió este sábado su tienda más grande de Asia, de 3.000 metros cuadrados, en la ciudad oriental china de Hangzhou, capital de la provincia oriental de Zhejiang, cuna del pujante sector privado chino y sede del gigante del comercio electrónico Alibaba.

La ciudad donde nació la compañía que protagonizó en septiembre en Wall Street la mayor salida a bolsa de la historia, y que se ha convertido en casi en una seña de identidad del tejido empresarial chino, es también una de las mas ricas de China y polo de atracción para el turismo interno.

Miles de personas visitan a diario su famoso Xihu (Lago del Oeste), un inmenso estanque artificial construido en la antigüedad, cuando Hangzhou, a 170 kilómetros al suroeste de Shanghái, era la capital imperial china, rodeado de árboles y montañas, y numerosos pabellones y pagodas en sus orillas.
Es allí, a apenas unos cientos de metros del punto más famoso de su orilla principal, de donde salen los barcos turísticos que llevan a las islas internas del lago, donde Apple abrió hoy su tienda número 15 de China.
La multinacional tenía ya cuatro tiendas en Shanghái (este), cuatro en Pekín (noreste), dos en Chongqing (centro), una en Chengdu y otra en Zhengzhou (centro), otra en Wuxi (este) y una más en Hangzhou, pero es en esta ciudad, sede también de numerosas firmas privadas, donde abrió este sábado la más grande de todo el continente.
Según medios locales, unas 180 personas durmieron anoche a sus puertas, y durante todo el día siguió siendo visitada por miles de personas, según comprobó Efe.
La expectación de las propias autoridades locales fue tal que, además de cortar la calle de acceso al centro comercial cuyo espacio central ocupa la tienda, varios policías controlaban la situación desde la azotea del edificio.
“El lugar está muy bien elegido”, comentó a Efe a las puertas de la tienda Yang Yongtao, un ingeniero de 26 años, que vive desde hace tres en la ciudad, y que acudió a acompañar a un amigo, fanático seguidor de Apple, al que decidió esperar fuera ante la gran aglomeración que había dentro.
“La ubicación es perfecta, porque está casi junto a la orilla del Xihu, donde siempre hay un montón de turistas, así que cuando terminan pueden visitar esta tienda y tal vez pueden comprarse iPhones, iPads y ese tipo de productos”, comentó.