Argentina: 400.000 personas rindieron homenaje a Nisman en la “marcha del silencio”

Bajo una lluvia torrencial, decenas de miles de personas formaron parte en Buenos Aires de la denominada “marcha del silencio” en homenaje a Alberto Nisman, el fiscal fallecido hace un mes. Convocada por un grupo de fiscales, la multitudinaria manifestación contó con la presencia de los familiares de Nisman, líderes de asociaciones judías y varios referentes del arco opositor.

Al frente de la marcha, los fiscales Guillermo Marijuan, Carlos Stornelli, José María Campagnoli, Ricardo Sáenz y Carlos Rívolo, entre otros, sostenían una gran pancarta negra con la leyenda de la convocatoria: “Homenaje a Nisman, Marcha del Silencio”. Cerca de ellos, confundidas entre los manifestantes, han desfilado la ex mujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo; sus hijas Iara, de 15 años, y Kala, de siete, y su madre, Sara Garfunkel.

Los manifestantes (400.000, según datos de la policía metropolitana), rompieron el silencio en algunos momentos de la movilización al grito de “Argentina, Argentina” y “justicia, justicia”, y han entonado el himno nacional. La marcha ha partido de la plaza del Congreso a las seis de la tarde (hora local) y ha recorrido sin incidentes y con una gran protección policial la céntrica Avenida de Mayo hasta la sede de la Unidad Fiscal AMIA, donde trabajaba Nisman, en la plaza de Mayo, a pocos metros de la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino. La marcha contó  con réplicas en otras ciudades de Argentina y el exterior, incluso en nuestro país donde muchos argentinos y algunos compatriotas se manifestaron en Punta del Este.