“El francotirador”: la película que arrasa en taquilla y genera polémica por presunta “propaganda nazi”

La cinta de Clint Eastwood que protagoniza Bradley Cooper y que está basada en la vida real del soldado Chris Kyle se estrena en Uruguay esta semana. La cinta ha generado controversia por su elevado tono patriótico, que, incluso, ha generado comparaciones con la “propaganda nazi”.

El francotirador, la película de Clint Eastwood sobre el soldado Chris Kyle — que entre 1999 y 2009 mató al menos a 150 insurgentes en Irak —, ha batido multitud de récords en taquilla, pero sobre todo ha sembrado el debate y la polémica por su elevado tono patriótico que ha provocado incluso comparaciones con la “propaganda nazi”.

En concreto, fue el cineasta y actor Seth Rogen quién abrió la caja de pandora.”El francotirador me recuerda un poco a la escena que se muestra en el tercer acto de iBastardos sin Gloria'”, escribió su cuenta oficial de Twitter.

Esa cinta a la que se refería era “Stolz der Nation”, una obra ficticia de propaganda nazi, donde un francotirador alemán asesinaba a soldados aliados desde una torre. Posteriormente, Rogen reculó, aclaró que “El Francotirador” le gustó y recalcó que solamente “le recordaba” a esa escena, sin querer entrar en comparaciones.

También se pronunció en contra el agitador de conciencias Michael Moore, conocido por su documental “Bowling for Columbine” (2002).”Mi tío fue asesinado por un francotirador en la II Guerra Mundial. Nos enseñaron que los francotiradores eran unos cobardes. Te dispararán por la espalda. No son héroes. Y los invasores son peores”, escribió Moore en Twitter, causando una gran polémica.
Moore, horas después, indicó que no hacía alusión a la obra de Eastwood, sino a la conmemoración del Día de Martin Luther King, que fue asesinado por un francotirador. Y, de paso, en su perfil de Facebook, criticó que Eastwood confunda “Vietnam con Irak al contar la historia” y que haga que los personajes “llamen a los iraquíes salvajes a lo largo del filme”.
El debate se ha extendido, lógicamente, a las redes sociales, donde se pone en duda que Kyle, considerado un “asesino” por algunos, sea merecedor de tanta atención.

 

Kyle fue asesinado el 13 de febrero de 2013 por un veterano de guerra americano de 25 años de quien se dice sufre de estrés postraumático y que el francotirado trataba de ayudar a rehabilitarse de las secuelas de la guerra de Irak. El asesino está detenido en espera de juicio.