El ministro de Salud Jorge Basso anunció que a partir del año que viene se elimina el corralito mutual.

Ya no habrá que esperar a febrero de cada año para cambiarse de una mutualista, como ocurría desde hace varios años.
A partir del 2018 cualquier usuario que quiera cambiarse de una mutualista deberá enviar un carta a la Junta Nacional de la Salud (JUNASA) en cualquier momento del año.
En esa carta deberá explicar las razones del cambio, que serán analizadas por la JUNASA en un plazo de 15 a 30 días.
Si lo argumentado por el usuario no es real, la mutualista de origen (donde el usuario es socio) tendrá la posibilidad de negar la salida de su asociado.
Las autoridades del MSP explicaron que los tres motivos principales para cambiar de prestador de salud serán: por una mala atención, por cambio de domicilio o por problemas económicos (se refiere a cambios de una mutualista hacia ASSE).

La carta que se deberá presentar ante la JUNASA tendrá el valor de una declaración jurada.
Antes, cuando existía el corralito mutual, cualquier usuario se podía cambiar (solo durante febrero) sin necesidad de justificar su decisión.
Este nuevo sistema se aplicará durante 2018, como paso previo a un mecanismo definitivo que se hará sin intermediarios y de forma electrónica.
En los últimos años, durante febrero, se cambiaba alrededor del 5 o 6% de los habilitados, que habitualmente superaban el millón de asociados.
El representante de los trabajadores en la JUNASA y secretario general de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) Jorge Bermúdez, celebró el cambio anunciado.

Deja un comentario