El Senado aprobó un proyecto de ley que prohíbe la importación y producción de bolsas de nylon.

La iniciativa fue impulsada por la Dirección Nacional de Medio Ambiente y presentada en el Parlamento por el senador colorado, Pedro Bordaberry.
“Lo que se deja de usar es la bolsa plástica clásica y se sustituye por una bolsa que es hecha a partir del maíz”, explicó Bordaberry.
A la vista es igual que una bolsa común, pero como está hecha con materiales degradables se composta más rápido, ya que el plástico tarda unos 200 años en degradarse.
El proyecto de ley establece un plazo para que las empresas fabricantes y a los importadores se adapten a las nuevas disposiciones.

Uruguay consume unos 1.200 millones de bolsas plásticas por año, lo que da un promedio de 400 por persona.
“Estamos destruyendo el medio ambiente y me parece que este es un buen comienzo para empezar a recuperarlo”, sentenció Bordaberry.
REUTILIZAR. Voluntarios que trabajan en la Dirección Nacional de Medio Ambiente repartieron este miércoles bolsas reutilizables frente al Palacio Legislativo, como forma de promover un cambio cultural que permita eliminar el uso de plásticos.
El director de la Dinama, Alejandro Nario, confió en la capacidad de la industria nacional de reconvertirse hacia los nuevos materiales.