Fiscalizaciones en Tránsito

Fiscalizaciones en Tránsito

Las fiscalizaciones en el Tránsito, “comenzaron en el casco histórico de la ciudad” al decir del director del área, Lic. Rafael Di Donato.

El jerarca explicó que se trabaja en coordinación con la Jefatura de Policía, realizándose días atrás un importante operativo durante el cual se incautaron varias motocicletas y que ahora se comienza la fiscalización en los barrios donde “tenemos un déficit importante y donde se sabe que hay una pérdida significativa de la costumbre del uso del casco, respeto por las normas, etc, etc. por lo cual estamos coordinando con la policía el comienzo de la tarea de fiscalización”

“Sabemos que no es un trámite sencillo dada la situación complicada desde el punto de vista financiero que atraviesa la Intendencia – acotó Di Donato – lo que termina afectando la infraestructura con la que contamos, es decir, no tenemos motos, tenemos una sola camioneta, nuestros inspectores no tiene uniforme, elementos todos que conforman la cotidianidad del trabajo y que visto desde afuera, quizá no importe demasiado pero que, desde nuestra óptica tienen su relevancia”.

Asimismo sentenció que el ordenamiento del tránsito llevará mucho tiempo porque “venimos arrastrando años de una permisividad muy significativa y la población ha perdido costumbres que estaban ya casi que instaladas en la sociedad y en estos últimos 5 años, ese proceso se revirtió” por lo cual la tarea, ahora, será restituir las normas “sin pelearnos con la gente” lo que el mismo Di Donato reconoce que “no es tan fácil” ya se necesita del aporte de la población puesto que “manejar es individual”. Destacó, en tal sentido, que “si cada uno cumple con las normas no es pasible de ningún castigo u observación; eso necesario que la población lo sepa y no nos deje solos porque es imposible poner un inspector en cada esquina.”

Respecto al tema, el jerarca manifestó que “siempre falta personal para la fiscalización pero hay inspectores suficientes por lo cual, por el momento nos vamos a arreglar con lo que tenemos”.

Otro de los temas abordados correspondió al de las chapas matrículas que no se han podido entregar de forma definitiva, y, en tal sentido, el director de Tránsito acotó que “nos manejamos con las chapas de prueba ya que este es un tema del departamento de Hacienda y no de Tránsito y ese departamento es el que está haciendo las gestiones oportunas para lograr tener las chapas matrículas que corresponden pero, es un trámite legal nada sencillo porque requiere de un llamado a licitación, por ejemplo”.

En otro orden, el jerarca abordó el tema Ómnibus y en lo que respecta a líneas manifestó que “nos limitamos a dejar las cosas tal y como estaban,  hay chóferes que nos están pidiendo, en algunos casos, cambios en ciertas líneas; hemos implementado en la 6 un recorrido mayor pero la variante no cambia sustancialmente la vida cotidiana de la gente. Si decidimos realizar algún cambio, lo haremos informando a la población con la debida antelación.”

Dentro del  mismo orden, Di Donato manifestó que el objetivo de esta Administración es poner en la calle y funcionando, las 20 unidades que se adquirieron en el período 2005 – 2010 y los 9 que se compraron en período 2010 – 2015.

Del primer período nombrado “hay 4 o 5 unidades fuera de funcionamiento”, de ellas, una está siendo reparada; otra, (uno de los ómnibus grandes) fue, prácticamente “deshuesada” y es intención reconstruirla  así como a uno de los micros chicos que lleva fuera de circulación hace ya un tiempo considerable y que, en cuanto se puedan adquirir los repuestos, será puesto nuevamente en funcionamiento. Di Donato destacó, además, que en pocas horas más, estará circulando una unidad que fue recuperada en cuanto a pintura, cubiertas, etc, primera de todas las unidades que se pretende ir recuperando hasta lograr una flota aceptable, eso es lo que se procura en tanto no se adquieran unidades nuevas.