Gobierno dilata reclamos salariales y hecha leña al fuego. Sindicatos muy molestos

EN TENSA REUNIÓN, LOS SINDICATOS ACUSARON AL GOBIERNO DE DILATAR EL TEMA

Gobierno deja en vilo a los públicos
Los sindicatos del sector público reaccionaron con enojo ayer cuando el gobierno dejó entrever que no habrá lineamientos salariales para los funcionarios.

En una reunión por momentos muy dura, los representantes del Poder Ejecutivo se limitaron a decir que habrá un aumento de la masa salarial para los empleados del Estado y que se mantendrá su poder adquisitivo. Y agregaron que habrá una “bolsa de dinero”, cuyo monto no cuantificaron, que se incluirá en el presupuesto para los trabajadores públicos cuya distribución deberían negociar los sindicatos con los legisladores. La definición de ese monto se hará en los tres consejos de ministros previstos para el mes de agosto, dijo a los sindicalistas Andrés Masoller, director de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas.

Los sindicatos del Estado interpretaron esto como una señal de que no habrá negociación salarial en el sector público o la misma será muy breve. Y no les convence la explicación sobre el incremento de la masa salarial porque interpretan que ese aumento puede darse con alzas salariales para sectores específicos o mediante la creación de nuevos cargos y puede no suponer alzas para el conjunto de los trabajadores, que es lo pretende el Pit-Cnt.

José Olivera, dirigente del sindicato de profesores de Educación Secundaria, dijo a El País que “este es el peor esquema, no se va a cumplir la ley de negociación colectiva”. “El Poder Ejecutivo busca dilatar, ganar tiempo, no negocia y será el responsable directo de la profundización de la conflictividad”, sostuvo Olivera.

Enseguida de la reunión, la numerosa delegación sindical decidió que tras el paro general del 6 de agosto se profundizarán las medidas de protesta, dijo a El País el vicepresidente dl Pit-Cnt, José Lorenzo López.

Según López, en el encuentro quedaron en evidencia desinteligencias y “descoordinación” en la delegación del gobierno. Contó que el propio subsecretario de Trabajo, Julio Baráibar, reconoció que la reunión no debió realizarse en la medida en que el gobierno no tenía una propuesta concreta para presentar. A iniciativa de Baráibar las partes acordaron que habrá otro encuentro entre el 7 de agosto después del primer Consejo de Ministros de ese mes. López valoró que el Ministerio de Trabajo haya cumplido su rol de buscar un acercamiento pero advirtió que el gobierno es uno solo y que no tiene “una parte de buenos y otra de malos”.

El encuentro de ayer al mediodía en el Ministerio de Trabajo tuvo momentos álgidos. Cuando Masoller señalaba que el gobierno no tenía lineamientos para el sector público, un sindicalista le dijo que estaba repitiendo información que él ya conocía por escuchar al ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

Para López, es claro que el gobierno “tiene la estrategia de se venzan los plazos” y que será la primera vez desde que el Frente Amplio llegó al gobierno en la que se fijarán los salarios de los estatales sin al menos un mínimo de negociación previa.

La delegación sindical, que también estaba integrada por el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, consideró que el planteo del gobierno era “inaceptable en forma y contenido”, dijo López.

Los sindicalistas habían interpretado en anteriores reuniones que el gobierno iba a presentar ayer mismo los lineamientos salariales para el sector púbico. Al no hacerlo, salieron muy molestos.

MTSS ve chance de negociar
El director de Trabajo, Juan Castillo, dejó entrever que aún hay posibilidades de una negociación salarial en el sector público. “Con las primeras cosas que tengamos, pretendemos poder delinear algunos criterios para aumentos de salarios y convocatoria a los consejos de salarios para que empiecen las negociaciones”, le dijo Castillo a la página web de Presidencia.