Intendencia equipó a guardavidas de playas y piscinas con instrumental de emergencia

Merced a la cristalización de gestiones de la Intendencia ante el Centro de Asistencia Médica (CAM) y la Comisión Técnico Mixta (CTM) de Salto Grande, se logró equipar con elementos de primeros auxilios y atención de emergencia en salud, a los guardavidas que trabajan en las playas habilitadas y en las piscinas barriales.

La inquietud fue planteada por el Departamento de Deportes, recurriendo al Departamento de Salud e Higiene, con el objetivo de dar solución a la carencia de elementos de seguridad para la tarea de atención hacia los bañistas por parte de los guardavidas.

El director de Salud, Enzo Squillace, realizó las gestiones en tal sentido ante los responsables de la reconocida empresa privada del área de la salud –CAM–, y también con representantes del organismo energético binacional –CTM–, accediendo a un importante material de salud para situaciones de emergencia y también preventivo.

Por parte del Centro Médico se obtuvo la donación de botiquines muy bien equipados –al decir de jerarca de la Intendencia–, no solo con elementos básicos para primeros auxilios. También cuentan con medicación, que es de mucha utilidad especialmente en lugares alejados del centro de la ciudad cuando se requiere un tratamiento de urgencia y no se puede llegar con rapidez a los centros de atención de salud.

Mientras que CTM aportó cardiodesfibriladores externos automáticos que cubren una necesidad muy importante, posicionando a las playas salteñas con equipos de protección cardiovascular y personal entrenado para operar estos elementos que mejoran notoriamente la tención en caso de alguna emergencia o urgencia en los balnearios.

Esos avances sin dudas mejoran el servicio de los guardavidas al incorporar conocimientos para la tarea que desarrollan sino también materiales e instrumentos más acordes a la época y a las prácticas de salud actuales, ya que son elementos de seguridad imprescindibles y estarán al servicio de la población y los turistas, dijo Squillace.

Ya se destinó la instalación de uno de los cardiodesfibriladores para las playas de parque del Lago, donde por su distancia en kilómetros alejado de la ciudad es un lugar donde se considera necesario. Y otro estará en zona de playa Las Cavas sobre costanera norte cuando esté habilitada si no hay creciente del río Uruguay.