Intendencia interviene en esquinas con alto índice de siniestralidad.

La Intendencia de Salto firmó un convenio con la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande mediante el cual se destina una suma cercana a los seis millones de pesos para que la comuna realice intervenciones en diversas intersecciones de la ciudad, donde los índices de siniestralidad son altos y se han producido siniestros con consecuencias graves, o el tránsito es intenso. El doctor Andrés Lima explicó que uno de los trabajos ya fue ejecutado en su totalidad, se trata de la intersección de Patulé y Treinta y Tres, donde fueron colocados reductores de velocidad.
Días atrás, los funcionarios de las áreas de Obras, Tránsito y Servicios Públicos de la Intendencia, culminaron la construcción de una rotonda y canalizadores en la intersección de Orestes Lanza y Catalina Harriague de Castaños. El intendente destacó que, en diálogo con algunos vecinos de la zona, le transmitieron su conformidad porque la seguridad aumentó mucho con la nueva infraestructura, tanto conductores como los peatones.
Ahora, los trabajos que se encuentran ejecutando los funcionarios de Obras y Servicios Públicos, en coordinación con la Dirección de Tránsito, son en avenida Gobernador de Viana y Juan H. Paiva, donde el tránsito es intenso y los vehículos pesados circulan por allí a lo largo de todo el día. Al igual que en la intersección anterior, será construida una rotonda y canalizadores, acompañados de la correspondiente señalización para los conductores y una importante mejora en la visibilidad durante la noche.