Intendencia y sindicato firmaron dos convenios en Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Dos convenios fueron firmados en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en la jornada de este jueves.
Al mismo asistieron el intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, y el secretario general de la Intendencia, Lic. Fabián Bochia, mientras que por ADEOMS comparecieron Juan Carlos Gómez en calidad de presidente del sindicato y Mario Martínez como secretario.
El primero de los convenios establece de común acuerdo, comenzar el 15 de febrero de 2018, las obras de mejoras en la infraestructura en el departamento de Servicios Públicos.
En el mismo convenio se establece, además, que de común acuerdo se acordó conformar una comisión que analice las condiciones de Salud y Seguridad Laboral en base al decreto 291/007 para analizar los avances de la negociación en reuniones que se mantendrán una vez por semana. Finalmente en ese primer convenio se acordó la integración de un Técnico Prevencionista a la comisión de trabajo y en representación de la administración.
ADECUACIÓN ESCALAFONARIA
En el segundo de los convenios, la intendencia y el sindicato establecieron comenzar a trabajar en la adecuación escalafonaria de 667 funcionarios de la comuna.
Las diferencias de grados que surgen en virtud de la nueva categoría laboral reconocida al funcionario se consideran de naturaleza salarial y por tanto deberán ser tenidas en cuenta como base de cálculos de beneficios salariales y partidas percibidas por los trabajadores comprendidos en su ámbito de aplicación.
En el acuerdo firmado por el gobierno departamental y el sindicato en la jornada de este jueves, se establece que la firma del segundo convenio es adjuntado a la lista de funcionarios que podrán modificar su situación escalafonaria o de categoría laboral.
Se aclara en dicho acuerdo que la conformidad de partes no es impedimento a que el funcionario individualmente pueda realizar sus descargos, recursos y/o reclamaciones particulares que entiendan pertinentes en defensa de los derechos de los que son acreedores sin que la administración pueda presentar el presente convenio como opositor a esos reclamos.
El acuerdo firmado tiene retroactividad al 1º de octubre del presente año.