Junta Departamental votó la renuncia del Intendente Coutinho

Se llevó a cabo sobre las 20:00 horas de éste jueves 22 de enero, la sesión extraordinaria de la Junta Departamental de Salto para tratar la renuncia presentada por el Intendente Germán Coutinho, quien deja la función para dedicarse de lleno en la campaña política rumbo a las Elecciones Municipales del 10 de mayo.

El primer suplente y quien desempeñase de manera interina el cargo de Intendente a lo largo de éste período, Álvaro Compá, renunció a la posibilidad de asumir la función hasta finalizar el actual mandato, dada la imposibilidad por haber contraído compromisos empresariales, convocando de ésta manera al segundo suplente de la fórmula electa el 9 de mayo de 2010, Manuel María Barreiro, que estará asumiendo funciones en el día de mañana en Casa de Gobierno, donde desde las 20:00 horas, Germán Coutinho llevará adelante el traspaso de mando.

Junta Departamental es la caja de resonancia del pueblo
En la discusión de la resolución a votarse por los ediles del cuerpo legislativo departamental, el Edil Carlos Beasley hizo uso de la palabra, manifestado que todos tienen derecho a renunciar a sus labores, pero de igual manera la Junta Departamental debe funcionar como la caja de resonancia del pueblo, haciendo eco a los reclamos de los funcionarios municipales, que al momento de la sesión, se encontraban manifestándose frente al cuerpo legislativo, en reclamo de que Coutinho no renunciara a la función, en tanto se pague lo adeudado por salarios vacacionales, siguiente en el cargo hasta tanto estuviere en orden la comuna.

La deuda es de la Intendencia, no de un ciudadano
En representación de la bancada oficialista, su coordinador el Edil Alberto Villas Boas, manifestó que Coutinho es solamente un ciudadano, quien se puede encontrar en deuda es la Intendencia de Salto, expresando que su renuncia se basa en el tiempo que prevé la Constitución para presentarse a la reelección y realizar la campaña para las Elecciones del próximo 10 de mayo. Manifestó que no se entrega la Intendencia de Salto, ni se abandona, solamente se realiza un cambio de mando, donde asume un nuevo Intendente que continuará con las negociaciones con el gremio Adeoms, negociaciones que se han desarrollado desde un primer momento, logrando beneficios que sus propios directivos han descrito como históricos.
Tras hacer uso de la palabra Villas Boas, se dio por suficientemente debatida la resolución, siendo aprobada por 16 ediles en 30 presentes, convocando de ésta manera a que Manuel María Barreiro asuma al frente de la Intendencia de Salto hasta julio próximo, donde entrara en funciones el Intendente electo en las próxima Elecciones Municipales.

Insultos a los ediles oficialistas por parte del gremio
Es de público conocimiento que desde el momento en que Germán Coutinho asumió al frente de la Intendencia de Salto, hubieron momentos de tensión entre la comuna y el gremio de funcionarios municipales, pero es sabido también que se atendieron reclamos históricos, eliminando los contratos chatarras, como así también el grado 3 como mínimo para el ingreso de funcionarios, además de llevar a los funcionarios municipales a cumplir 48 horas semanales de trabajo, lo cual mejora los salarios, donde el propio Coutinho ha manifestado que sería mucho más sencillo llevar a los funcionarios a 40 horas semanales, ahorrando de ésta manera alrededor de 12 millones de pesos mensuales. Lo anterior no quiere decir que puedan surgir nuevos reclamos, estando a su vez en pleno derecho el gremio Adeoms a manifestarse, aunque no necesariamente fue de la manera lo que aconteció al finalizar la sesión de la Junta Departamental, donde fueron agredidos y descalificados los ediles oficialistas por parte de funcionarios municipales que se encontraban manifestándose.