La Dirección Nacional de Bomberos emite medidas para evitar accidentes en hogares .

La Dirección Nacional de Bomberos y el Destacamento local de esa repartición del Ministerio del Interior recuerdan una serie de recomendaciones para el buen uso de las estufas ante el comienzo de baja en las temperaturas. Si bien el frío aún no es extremo, en los últimos días se ha constatado un mal uso de las estufas, que han sido origen de focos de incendios en varios hogares. Bomberos exhortan que ante cualquier caso de emergencias, se recomienda llamar al 911 o a la Dirección Nacional de Bomberos, 104.
El uso incorrecto de los artefactos que proporcionan calor puede ocasionar incendios y la muerte por monóxido de carbono. Por eso es necesario se tengan en cuenta determinadas precauciones.
ESTUFAS ELÉCTRICAS
– Revisar que los enchufes del hogar estén en buenas condiciones y las instalaciones eléctricas sean adecuadas. No los sobrecargue.
-Elegir un calefactor que posea termostato para que se apague automáticamente cuando se logre la temperatura deseada.
-Evitar enchufar los aparatos en lugares húmedos.-
-Utilizar calzado de goma para su manipulación.
ESTUFAS A GAS
-Verificar la válvula y las conexiones con agua y jabón, si se forman burbujas es porque hay una pérdida.
-Si percibe olor a gas, verifique que las llaves de paso de los artefactos estén cerradas. Si no es así, ciérrelas y ventile la habitación donde se encuentra la fuga.
ESTUFAS A LEÑA
-Apagar el fuego cuando salga o se vaya a acostar.
-Utilizar chispero.
-No arrojar elementos al fuego.
-En lo posible no utilizar la hoguera para cocinar alimentos dentro de la casa.
RECOMENDACIONES GENERALES
-No dejar estufas ni calentadores encendidos a la hora de ir a dormir
– No ubicar cortinas, ropa, colchas ni muebles demasiado cerca de una estufa encendida, ya que pueden inflamarse y eventualmente ocasionar un incendio.
– Evitar que los niños jueguen cerca de las estufas o sistema de calefacción.
– No utilizar el horno u hornallas para calentar el ambiente.
– No pierda de vista los elementos de calefacción.
– Utilizar estos aparatos sólo para calentar el ambiente y luego apagarlos. Se recomienda el uso de burletes en puertas y ventanas.
– Siempre es necesario que exista una buena ventilación en los ambientes de la casa.
– Realizar verificaciones anuales de todos los artefactos domésticos que utilizan gas o algún tipo de combustible.