La leyenda del Reggae: Bob Marley cumpliría hoy 70 años

Este viernes se cumplen 70 años del nacimiento de Bob Marley, quizás la leyenda más grande en la historia del Reggae.

Robert Nesta Marley Booker más conocido como Bob Marley, fue un músico, guitarrista y compositor jamaiquino.

Durante su carrera musical fue el líder, compositor y guitarrista de las bandas de ska, rocksteady y reggae The Wailers (1964–1974) y Bob Marley & The Wailers (1974–1981). Marley sigue siendo el más conocido y respetado intérprete de la música reggae y es acreditado por ayudar a difundir tanto la música de Jamaica como el movimiento rastafari.

Entre sus mayores éxitos se encuentran los sencillos I Shot the Sheriff, No Woman, No Cry, Jamming, Redemption Song y, junto a The Wailers, Three Little Birds, así como el lanzamiento póstumo Buffalo Soldier. El álbum recopilatorio Legend, lanzado en 1984, tres años después de su muerte, es el álbum de reggae más vendido de la historia con 10 discos de platino en los Estados Unidos3 y 20 millones de copias en todo el mundo

 

La vida del reconocido cantante de reggae Bob Marley, que hoy hubiera cumplido 70 años, estuvo plagada de obstáculos y controversias personales que lo ayudaron a ser el artista de renombre mundial que es en la actualidad, según uno de sus más reconocidos biógrafos.

“Lo conocí en 1979, cuando viajé por unas semanas a Jamaica para entrevistarlo y te puedo decir que se veía extraño, cansado, exhausto. Trabajaba mucho”, recuerda Chris Salewicz, autor de “Bob Marley: The Untold Story”.

“Trabajó en una fábrica de autos y para ese tiempo la segregación racial era muy fuerte”, relata el biógrafo, quien explica que la situación social que vio en la nación norteamericana inspiró muchas de las letras que luego grabaría con The Wailers en 1970, cuando regresó a la isla caribeña.
En ese entonces “su pensamiento cambió” y comenzó a adentrarse en la temática de la justicia social, al tiempo que adoptaba por completo el estilo de vida rastafari, una religión que promueve la supremacía negra.

“Hay un misterio poético que persigue a Bob Marley, que lo hace brillar aún hoy”, afirma, convencido de que en ello mucho tuvo que ver el productor también británico Chris Blackwell, que catapultó a la fama internacional al explotar comercialmente sus “dreadlocks” y el resto de su inusual imagen para lanzar el álbum “Catch a Fire” en 1972.

Fue entonces cuando “Bob Marley empezó a convertirse en un arquetipo de la verdad y la justicia, un verdadero icono de la revolución”, aunque el biógrafo insiste en que “lo que hizo grande en vida y por lo que se le recuerda todavía es su humildad”.

En ese sentido recuerda que vivió su niñez y adolescencia en la pobreza en su pueblo natal, Nine Miles, y luego en el suburbio de Trench Town, en Kingston, donde nutrió sus dotes musicales y comenzó a escribir y grabar sus primeros sencillos. Allí también, para 1963, se une a The Wailers.

En 1966 se casa con Rita Anderson, su viuda en la actualidad. Ese año, el emperador de Etiopía y deidad del ratafarismo, Haile Selassie I, visita Jamaica lo que marcó profundamente la vida de ambos, que decidieron adoptar esa religión.

Otro de los momentos clave de la vida del músico ocurrió en 1976, cuando días antes de un concierto pensado para fomentar la unidad nacional en Jamaica, el cantante recibió un disparo que le causó heridas leves.

El intento de asesinato -del que nunca se han aclarado responsabilidades, aunque se atribuye al partido de la oposición en ese momento- ocurrió precisamente cuando su figura gozaba ya de una gran influencia política en una Jamaica totalmente dividida políticamente.

En 1978, Bob Marley realiza su primer viaje a África y visita Kenia y Etiopía, cuna de los rastafaris. En 1980, realiza un concierto en la ceremonia oficial de independencia de Zimbabue frente a unas 80.000 personas.

“Bob Marley trabajó muy duro, nunca paraba. Se podría decir que en esos últimos años inconscientemente sabía que sus días estaban contados”, defiende Salewicz.

El 11 de mayo de 1981 Bob Marley, convertido en la voz del pueblo jamaiquino ante el mundo y en un luchador por la paz y la igualdad entre los hombres, falleció a causa de un cáncer.

Le sobreviven los seis hijos que tuvo con Rita, cuatro propios (Sharon, Cedella, Ziggy y Stephen) y dos que adoptó (Stephanie y Serita).

Existe controversia sobre el número real de los descendientes de Marley pues éste, según reconoce su viuda en el libro de memorias “No woman, no cry: My life with Bob Marley” (2004), le fue infiel en múltiples ocasiones.