La seducción y el poder…


En un mundo donde todo transcurre tan rápido, que cuando nos damos cuenta de los cambios, los mismos para muchos pasan desapercibidos o no se dan cuenta que están instalado y la vida sigue su curso, donde poco importa aquel que queda fuera de ese sistema.
Hoy lo que importa es saber cuantos votos me puede generar, tal o cual tema y en ese sentido se mueven los políticos, que saben muy bien que de esa manera seguirán teniendo el poder que le brinda las urnas.
La seducción y el poder van de la mano, sobre todo para aquellos que lo saben utilizar.
Cuando uno piensa en seducir, es conquistar un hombre a una mujer o una mujer al hombre, pero eso son en las novelas románticas, que ya no están en “boga”. El político tiene que seducir y es a la más amplia masa de votantes, para eso buscan las alternativas, cual es la mejor estrategia para alcanzar la mayor cantidad de votos. Y hay algo que no escapa a nadie, o a la gran mayoría, que es aquello que el poder seduce.
En estos días donde la discusión va por el lado de si durmió “divino” o si el short fue para uso exclusivo o para algún visitante que fue a la playa y no tenía el vital elemento para tirarse a las “aguas saladas”, otros aprovechan para ir armando su estrategia. En ese sentido, éstos últimos se tiran al “agua”, pero tratando de buscar el apoyo de aquellos que lo pueden ubicar en el poder nuevamente y para eso utilizan muy bien cada frase, para llegar al corazón de la gente. La habilidad con la que cuentan y eso les permite seducir a quienes por ahí ven en esa figura la posibilidad de lograr que las cosas cambian.
Claro que no son figuras jóvenes, sino aquellos que suman muchos años y que son “viejos zorros”, que saben muy bien como moverse en ese mundo donde solamente llegan o estan los “iluminados”. El poder y la seducción no es para cualquiera, sino que tiene que tener la habilidad para convencer al otro, aunque no le ofrezca nada.
Para muchos que viven el día a día, las elecciones presidenciales están muy lejos y creen que los candidatos todavía no se han tirado a la “piscina”, pero no es tan así.
Algunos recorren los caminos para saber, como “zorros viejos” que son, cual es el verdadero respaldo que cuenta, para luego no quedar “pegados”, si al momento de que se abran las urnas, el apoyo no es el esperado.
En este mundo de la vida y la política, todo marcha tan rápido, que algunos que se fueron, comenzaron a volver, mientras que otros que se iba a ir, siguen “prendidos a la teta”, ya que no es cosa de quedarse sin la “leche”.
Hay dos ex-presidente que están explorando el camino y la apuesta es que si se tira uno, el otro también lo hará.
Será que tendremos esa posibilidad, donde el “Pepe” y el “Cejas” están en ese camino de ver cual es el verdadero respaldo. La seducción y el poder van de la mano, en ese sentido, los “viejos” saben como moverse, aunque ya no cuenten con el perfume de la juventud. Habrá que aguardar los movimientos, aunque ya están dando sus primeros pasos.