Luces de la eficiencia (Por el Dr. Álvaro Lima, Frente Amplio de Salto).

El alumbramiento perfila a la actual gestión de gobierno, hacia un tiempo de claridad. Un nuevo acuerdo ha quedado confirmado días atrás y refiere al contrato con la empresa Sarlux S.A.
La mencionada firma montevideana, a partir de los primeros meses del año entrante, procederá a realizar el recambio de las lámparas de sodio por la renovada y de nueva generación de las luminarias LED.
El tendido eléctrico actual cederá, irremediablemente, ante los beneficios y calidad de su reemplazante. Desde hace un tiempo a ésta parte, desde el departamento de Servicios Públicos, se venían realizando pruebas de eficiencia y alcance con la lámpara LED en algunos lugares estratégicos y muy concurridos.
Fue así que la plaza Artigas, al procederse a su mejoramiento y parquización, participó de esa prueba piloto y hoy cuenta con un mejorado sistema de iluminación vía Led. El alcance y potencia de la luz artificial brinda un atractivo de categoría a tan importante espacio público e invita a concurrir a disfrutar del tiempo libre. Pero también las experiencias de prueba se fueron trasladando a otros cónclaves urbanos con resultados óptimos en términos de ahorro y rentabilidad.
Según expresiones del director de Hacienda de la comuna, la financiación de la compra de algo más de cinco mil doscientas lámparas LED que se irán colocando gradualmente; es producto de dos variables que se entrelazan.
Por un lado, desde el Fondo de Desarrollo del Interior de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de Presidencia de la República se recibe el equivalente al 50% de la inversión y la restante mitad del dinero para la compra de dichas lámparas se obtiene del ahorro energético que genera el innovador sistema de alumbrado.
Todo ello, sin costos adicionales para la Intendencia local. Se trata entonces de una destacable muestra de combinación de racionalización de los recursos, de estudios sobre la capacidad de ahorro en el comparativo del sistema sodio y el entrante Led.
Se pone punto final a algo más de dos meses de negociación, de ponderación de varias ideas que arrojan éste presente.
Más calidad de vida para la población salteña, eficiencia energética y ahorro fortalecen un acuerdo de vanguardia para una ciudad de primera. La seguridad pública se fortifica y creemos que la tranquilidad familiar; empezará a sonreír.
El jefe comunal junto a las direcciones de servicios públicos y hacienda ha planificado y trazado el comienzo de la operación recambio, señalando algunos barrios beneficiarios.
En efecto, los barrios de la ciudad en los que se colocarán luminarias LED desde 2018 son: Saladero, Salto Nuevo, Ceibal, Cien Manzanas hacia el sur y en la zona norte se comenzará con Cerro y el revitalizado barrio Artigas.
A todas luces se intenta hacer el bien y eso cuenta. Y le ha costado a la comuna. Tanto, como salir de las tinieblas.