Me importa un “comino”

En estos días donde una palabra puede significar que alguien no este de acuerdo o buscar las pequeñas cosas para sacar su rédito político, es bueno conocer frases que no son de ahora, sino que tienen su tiempo y es una forma expresarse, lo que no significa que todo el mundo piense lo mismo.
Por ahí sorprendió una frase de que “comino” le importa a la gente y en cierta medida hay que darle la razón.
Hay que mirar más allá del bosque y quizás hasta le terminemos de darle la razón en en contexto con la que se dicen las cosas.
Me importa un “comino”, un “rábano”, un “pito”, son algunas frases que generalmente escuchamos y vaya si habrá para tener.
Por ejemplo habría que ver de donde viene eso de me importa o le importa un “comino”, quizás pocos saben que es una planta y cuya semilla se utiliza como especia en algunas comidas.
Pero vaya a saber en que momento se implemento esta frase y que va quedando de generación en generación.
Pero vamos a lo que realmente nos interesa y es el contexto de lo que se dice, que muchas veces por ahí puede caer mal a alguno, pero que es una realidad que no todos están metidos en la cabeza de cada uno.
Para eso somos personas que pensamos y actuamos de manera diferente, lo que nos hace únicos, pero no por pensar diferentes somos peores o mejores, es el mundo que nos toca vivir.
Sin duda que quien está viviendo una situación como la que le tocó vivir a miles de salteños, con la crecida del Río Uruguay, en esos días es difícil de sacarlo de ese entorno, habría que vivirlo para entender lo que pasa en la cabeza de cada uno y realmente puede pasar que solamente viva pendiente de esa situación, importándole un “comino” otras situaciones, ya que con la que vive personalmente con su entorno familiar, es más dramática que cualquier otra.
Hoy ya con el Río volviendo a la normalidad, el resto de la sociedad ya no mira la situación de lo que dejó la crecida, en su amplia mayoría, sobre todo porque ya no vende como cuando está inundando las distintas casas y el que tiene que volver, sigue pendiente de una situación que es otra.
Hoy ya sin el agua dentro de su casa, pero hay que limpiar, pintar, secar y tantas cosas más para poder tener ese “calor” de hogar que lo perdieron por unos cuantos días.
En esos días que el agua “tapó” sus casas, solamente quien la vive o vivió puede decir lo que se siente y luego que pasa la “tormenta”, lo sólo que se siente para encarar un nuevo día. En este tipo de temas tenemos que estar más atentos y dejar de lado algunas frases, sino realmente nos importa un “comino” el presente, pero sobre todo el futuro de las nuevas generaciones. Sin olvidar el pasado, es tiempo de mirar el presente y apostar a un mejor futuro.