Mejorar el entorno urbano empezando por las calles. – Por el Dr. Andrés Lima

Todos somos conscientes del nivel urbano de la ciudad de Salto. Se ha deteriorado el entorno de una manera alarmante. Muchos de los siniestros de tránsito que lamentablemente se sufren tienen origen en el nivel de las calles. Motociclistas y ciclistas deben realizar maniobras para escapar a baches que hay por todos lados.
Salto ha caído en forma alarmante y una de las propuestas que tenemos, como en vivienda, como en desarrollo, como en educación es una política de alto impacto para mejorar el entorno urbano.

No una política de parches a tres meses de las elecciones para tapar el ojo. El primer espacio público no son las plazas o los parques sino las calles. Es el lugar que primero recibe al ciudadano cuando sale de su hogar. Ese espacio debe ser atendido mejorando las carpetas asfálticas, para empezar, además pensamos en una política que ayude a sacar los coches abandonados de la vía pública.

Un ejemplo, en la anterior administración municipal del Departamento de Paysandú, el intendente frenteamplista Julio Nino Pintos apuntó a despejar las calles de la capital de la vecina ciudad. En poco tiempo se sacaron noventa vehículos abandonados por sus dueños en la vía pública.

Esos vehículos generaban, también, contaminación visual, lo que afea el entorno y también achica los espacios de circulación, de por sí bastante restringidos a partir del crecimiento sideral del parque automotor. Razonemos también lo que ha crecido el ingreso por tantos nuevos vehículos que se empadronan, aunque no se ve, aunque nunca alcanza. Pensamos que un accionar firme de la comuna puede ayudar a sacar decenas de vehículos de las calles de Salto, en acuerdo con sus propietarios y apoyando desde la logística comunal. Pensamos que en ese caso tendremos el apoyo de los vecinos que también desde sus comisiones vecinales, escuchándolos, atendiéndolos, nos pueden ayudar a canalizar nuestros propósitos.

Hay muchos problemas enrabados. Por ejemplo, si se les paga a los proveedores del municipio se pueden conseguir insumos y materiales de calidad para que los arreglos duren más. Los problemas de una administración municipal no se deben canalizar en enfrentamientos con los trabajadores. El obrero municipal sabe y tiene ganas de hacer cosas, pero hay que dotarlo de una orientación profesional y darle calidad en maquinaria y material. De lo contrario pasa lo que actualmente, gente inexperta llena cargos, dirige mal o no dirige, y con los proveedores se tironea como se puede para llegar al otro mes, pero indudablemente en un contexto de deterioro de la relación que poco favor le hace la gestión comunal.  Porque el proveedor sabe, y sufre, cual es la situación.

Queremos y vamos a arreglar las calles de Salto pero eso implica una labor profesional y el respeto al obrero en todos los órdenes.

Nuestro departamento merece muchas cosas y no la impericia y el usar a la comuna como coto de caza para un grupo de gente que el único valor que puede exhibir es ser amigo del jefe de la administración.
A esa barra de amigos así les va. Y lo ve cada salteño que sale a la calle, y lo sufre cada salteño que transita por Salto. Todo un tema.

Por el Dr. Andrés Lima, candidato a la intendencia de Salto.