Menor autor de robo en una iglesia sera remitido a dependencias del INAU en Montevideo

policiiPersonal de Seccional 3ra de Policía logró aclarar rápidamente un importante robo cometido contra una iglesia de barrio Ceibal, recuperar la mayoría de lo hurtado y detener a uno de los autores del ilícito.
El responsable del templo religioso que se encuentra ubicado sobre calle Entre Ríos al 1900 denunció en Seccional 3ra de Policía que personas extrañas ingresaron a la iglesia, dañaron las instalaciones, robaron y dejaron todo desordenado.

Rompieron un vidrio de la puerta del frente, violentaron dos candados de la reja para poder ingresar al interior y hurtar.
Comprobaron la falta de un DVD Philips, un radio grabador de la misma marca, una guitarra, un órgano Yamaha, dos micrófonos, dos cajas con parlantes de 15 pulgadas y un libro de actas de la iglesia, tras dejar todo en completo desorden en el interior de la iglesia pasaron al garaje y forzaron la puerta de un auto Renault modelo Clío que estaba estacionado dejando varias herramientas desparramadas por el lugar.
Siguiendo pistas que se recabaron funcionarios de Seccional 3ra obtuvieron orden de allanamiento en una vivienda del barrio Ceibal Sur, donde días atrás se cumplió un amplio operativo para aclarar delitos.
El vocero de Jefatura de Policía informó anoche que fue posible detener a un menor de 15 años, muy conocido de los agentes, apodado el “negro Juan”, quien estuvo demorado la pasada semana en la investigación de los arrebatos.

En la casa del menor se ubicó la mayoría de las cosas que fueron robadas en el templo religioso. Están faltando algunos efectos que tiene su cómplice, un hombre mayor de edad que cuenta con antecedentes penales y que está requerido.
Señaló el Comisario Inspector Raúl Couto que son dos parlantes lo que faltan que posiblemente se logren incautar en las próximas horas cuando se pueda detener al cómplice del robo.

El menor detenido fue conducido ayer al juzgado letrado, donde el magistrado le inició pieza infraccional por haber cometido un delito de hurto especialmente agravado.
El magistrado determinó la internación del menor en una dependencia del INAU en Montevideo por el término de 70 días.