Obama se convirtió en el primer mandatario de EE.UU en visitar una cárcel.

Barack Obama se convirtió hoy en el primer mandatario estadounidense que visita durante su mandato una prisión federal del país, dentro de su campaña para impulsar una reforma en el sistema de justicia penal.

Obama se reunió con presos y con funcionarios de seguridad en la prisión de El Reno, en el este de Oklahoma, un centro de seguridad media que alberga a más de 1.200 reclusos.