Reflexiones cortas.

Algunas veces los errores son tan grandes, que dudas en pedir perdón, pero nunca es tarde para hacerlo.