Rumbo al año (Por el Dr. Andrés Lima).

Este 1 de junio se va a cumplir un año de que refrendamos ante la Dirección Nacional de Trabajo que esta Intendencia no incorpora funcionarios a no ser por concursos, sorteos o pasantías que se hayan acordado previamente a nivel institucional. Una medida que hoy sentimos es reclamada por muchos actores sociales, que en su momento enviamos como proyecto de decreto a la Junta Departamental y que no se votó, pero sobre la que insistimos. Hicimos una revolución que firmamos con el secretario general y acordamos con el gremio de municipales y luego llevamos a la capital firmándola en dependencia del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
Podrán decirse muchas cosas pero esto es una realidad firmada y documentada que además, como corresponde, se respeta, y también da tranquilidad a todos. A la población porque sabe de qué manera administramos sus bienes. A los funcionarios municipales que saben que salvo enormes problemas (ya afrontamos dos crecientes enormes y esperamos hayan pasado los fenómenos de este tipo por un buen tiempo) cobrarán en fecha como corresponde, a los proveedores porque cada semana vienen y cobran los servicios o bienes que entregaron a la comuna. Es una forma de trabajo que también nos da tranquilidad a todos los que estamos en el equipo de gobierno y marca un antes y un después. No hay intendencias que hayan obrado así y no queremos dejarlo pasar. Va para un año de la vigencia del acuerdo que nos sirve a todos.
Cuando se acerca esta fecha creemos que es de orden destacarla porque también Salto viene de vivir malos momentos justamente por no saber poner límites a la contrataciones de personal, entre otras cosas. Por lo que nosotros marcamos una línea que sirve a todos, incluso a nosotros mismos, y lo refrendamos en un documento firmado y elevado a nivel nacional. En estos tiempos de tantos cuestionamientos a la actividad política creemos que es muy válido actuar así y marcar esa línea de trabajo para todos, incluso para los que puedan llegar, porque además estimula a crecer institucionalmente que es una de las metas que nos hemos propuesto desde que asumimos el gobierno. Menos personalismos y más institucional para crecer en todos los órdenes, y en el manejo de las finanzas también.

Deja un comentario