Tabaré Vazquez es el Presidente de la República Oriental del Uruguay

“Yo, Tabaré Vazquez me comprometo por mi honor a desempeñar el cargo que se me ha confiado y a defender la Constitución de la República”, fue el juramente prestado por Tabaré Vazquez ante la Presidenta de la Asamblea General, Lucía Topolansky, quedando de ésta manera proclamado como Presidente de todos los uruguayos. El mismo juramento fue prestado por el Vice Presidente Raúl Sendic, tomando además posesión del cargo de Presidente de la Cámara de Senadores y de la Asamblea General, comenzando a funcionar el nuevo Gobierno.

Vazquez comenzó su discurso en la Asamblea General haciendo referencia a los 30 años de democracia ininterrumpida, mencionado al ex Presidente Julio María Sanguinetti, primer Presidente tras el período de la dictadura cívico – militar (27 de Junio de 1973 – 1ro de marzo de 1985. En 1982 se habían desarrollado Elecciones Internas de los partidos, el 30 de noviembre de 1884 las Elecciones Nacionales).

Al igual que Sanguinetti, Vazquez fue electo por segunda vez como Presidente del Uruguay, asegurando que como hace 10 años lo hacía, prometió trabajar en base a los valores artiguistas, plasmados en el Reglamento de Tierras del cual también se cumplían 200 años de promulgado, donde la intención de José Gervasio Artigas rondaba en que “los más infelices fueran los más privilegiados”.

El presidente sostuvo que en los últimos 10 años “muchas cosas ocurrieron en el Uruguay y el mundo, algunas buenas, otras malas y otras sencillamente horribles” y dijo que “parecería que los virtuosos están perdiendo terreno, no obstante debemos decir que también hay signos positivos que nos alientan. No son pocos los que claman y luchan por la paz, los que se preocupan por pobres e indiferentes y los que militan por cuidar el medio ambiente”.
En este contexto, Vázquez afirmó que “debemos proponer analizar y discutir juntos sobre los distintos caminos para lograr la mejor educación pública, una salud de igual calidad para todos o una vivienda digna para todos los habitantes. No debemos ni podemos ni queremos cuestionar la matriz de valores que surgen del jefe de los orientales”, dijo. Finalmente llamó a hacer cumplir esos valores artiguistas, buscando el camino que los lleve a un mejor destino.

Tras la asunción en la Asamblea General, Tabaré Vazquez y Raúl Sendic se trasladaron a Plaza Independencia, donde el Presidente saliente José Mujica le traspasó la banda presidencial que cinco años antes le había otorgado Vazquez. Luego se procedió a nombrar los Secretarios de Estado (Ministros), que integrarán su Gabinete, como así también al Secretario y Pro Secretario de Presidencia y el Director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

Sobre el final, fueron saludadas las delegaciones extranjeras, como la Presidente de Chile, Michelle Bachelet; de Perú, Ollanta Humala; de Ecuador, Rafael Correa; de Cuba, Raúl Castro; de Colombia, Juan Manuel Santos; el Vice Presidente argentino, Amado Boudu; el Rey Juan Carlos de Borbón de España. En horas de la mañana se reunió con la Presidenta de Brasil, Dilma Roussef, quien no asistió a la ceremonia en Plaza Independencia dado que tenía un compromiso en Rio de Janeiro por los 250 de la ciudad.