Tres días de duelo en Artigas, el traslado de victimas de explosión en evidencia graves fallas en instituciones

helicopteroUna ciudad conmovida por la muerte de tres familiares tras la explosión de una garrafa en un kiosco callejero de Artigas, exhibió su dolor ayer durante el sepelio de Silvana Ponte (33), su hermana Bruna (28) y el pequeño Fausto Olivera Ponte (8). En el cementerio local sobrevolaba la indignación por una tragedia que desnudó varias carencias de las instituciones y dejó preguntas sin respuesta.

El traslado de los heridos desde Artigas a Montevideo por tierra, que insumió 10 horas que podían ser claves —y a la postre resultaron fatales— expuso las penurias que deben enfrentar quienes residen lejos de Montevideo: los deficitarios servicios asistenciales, el mal estado de las rutas, la falta de coordinación para responder a situaciones de emergencia.

Tres ministerios (Salud Pública, Transporte y Defensa, del que depende la Fuerza Aérea) se vieron involucrados, y los tres deslindaron responsabilidad en el desenlace.

El fatal accidente, fruto de la explosión de una garrafa en un puesto familiar de venta de panchos, ocurrió la noche del domingo de carnaval. Los heridos, con quemaduras de gravedad, llegaron a Montevideo a las 7 de la tarde del lunes, en dos ambulancias privadas y otra del hospital local.

La ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, sostuvo que no hay reproche hacia ASSE por haber decidido trasladar por tierra a las dos mujeres y al niño, teniendo a disposición un helicóptero de la Fuerza Aérea que podía hacer el trayecto en dos horas.

En el informe que se elevó a la ministra, se indica que ASSE se asesoró con el Centro Nacional del Quemado (Cenaque), el que recomendó el traslado en ambulancia cuando los pacientes estuvieran estabilizados y así fue lo que se hizo.

La gerente asistencial de ASSE, Alicia Ferreira, señaló que “ASSE no define los traslados” ya que de eso se encarga el médico tratante en acuerdo con el director del centro hospitalario. En este caso “el operativo se coordinó con el Cenaque”.

Ferreira aseguró que la paciente (Silvana, la madres del niño, que falleció al día siguiente) estaba en condiciones de tal gravedad que su estado “no cambiaba en absoluto si hubiera sido trasladada en avión, en helicóptero o ambulancia”.

Mientras se atendía a una paciente en el hospital de Artigas, la FAU informó que tenía un helicóptero disponible, con un equipo conformado por piloto, copiloto, rescatista, un médico y un enfermero.

Fuentes de ASSE indicaron que el helicóptero, que fue puesto en situación de guardia en Carrasco para el eventual traslado, no cuenta con el equipamiento adecuado para asistir a quemados, que necesitan, entre otros requisitos, ventilación especial permanente.

Sin embargo, hay antecedentes recientes de traslados de personas quemadas realizados por la FAU hacia el Cenaque en Montevideo. Uno de ellos se efectuó con éxito en mayo del año pasado, desde Salto, en un helicóptero similar al que estaba disponible en el caso de Artigas. La página oficial de Presidencia resaltó la noticia.

Otro caso se consignó en julio de 2014, cuando tres efectivos de la FAU sufrieron quemaduras mientras trabajaban en la base de Melo. Por disposición de un médico de ASSE, fueron trasladados al Cenaque.

Duelo.

La ciudad de Artigas vivió con dolor e indignación esas muertes de la familia Ponte, y llamó a una movilización ciudadana en la jornada del viernes.

La Junta de Artigas resolvió decretar tres días de duelo departamental. “Este trágico episodio nos obliga a reflexionar y redoblar esfuerzos a efectos de obtener respuestas rápidas y apropiadas en caso de siniestros como el que nos ocupa”, dice el decreto del deliberativo, firmado por el presidente Alejandro Silvera.

La tragedia afectó a la familia del conocido músico Washington “Pochito” Ponte, tecladista y fundador del grupo Mogambo y actual integrante de la banda Calipso.

El artista es el padre de las dos hermanas fallecidas y abuelo del pequeño Fausto.

Bajo la consigna “Artigas esá de duelo” un grupo de vecinos se concentrará hoy en la Plaza Batlle, a la hora 19:00. Desde allí, en silencio, marcharán hasta Plaza Artigas, lugar donde se leerá una proclama para recordar a las jóvenes Silvana y Bruna Ponte y a Fausto, que eran también referentes de uno de los principales centros CAIF de la ciudad.

Los manifestantes pretenden demostrar su solidaridad con la familia y, a su vez, reclamar ante las dificultades que tienen quienes viven en el norte del país para acceder a una mejor asistencia médica en casos de emergencia.

“Esto ocurrió por la explosión de una garrafa. ¿Qué pasaría si en Artigas se produjera un hecho más grave? ¿Cuál sería la respuesta del Estado?”, se preguntaban algunos de los asistentes al entierro.

Protocolo.

Ayer la Fuerza Aérea divulgó un comunicado en que deslinda su responsabilidad y aclara su participación en el incidente. “El helicóptero Airbus AS-365 Dauphin adquirido por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) para traslados y emergencias sanitarias, se mantuvo en alerta desde el momento solicitado por ASSE. La FAU añadió que “la coordinadora de los hospitales del interior de ASSE, Dra. Elizabeth Cerchiara, postergó el traslado para el día (lunes) 16 de los corrientes a la hora 9:00”. Y agregó que al ser consultada la coordinadora a esa hora, dijo que el traslado “ya se había realizado por tierra”.

ASSE, según la gerente Alicia Ferreira, “no conoce el equipamiento con que cuentan los helicópteros”. La jerarca dijo que Unasev, ASSE y la FAU están trabajando para acordar un protocolo de acción”.

La Ruta 30 tiene más de 10 años de reclamos

El traslado por tierra de los tres pacientes desde Artigas hasta el Centro Nacional del Quemado, en Montevideo, insumió más de diez horas y obligó a las ambulancias a dirigirse a Brasil y volver a Uruguay para evitar los accidentes de la deteriorada Ruta 30. Esta carretera reclama mejoras desde hace al menos diez años. Las ambulancias salieron de la ciudad de Artigas a las 9:00 de la mañana del lunes y llegaron a la capital pasadas las 19:00.

Para el director nacional de Vialidad, Luis Lazo, la Ruta 30 es “perfectamente transitable”, hasta el cruce con la Ruta 5, a 200 kilómetros de Artigas.

“Son apenas 25 kilómetros de ruta no transitable”, señaló el jerarca, agregando que la semana que viene “se abrirá una licitación para la refacción de ese tramo”.

La Ruta Nacional 30 tiene una extensión aproximada de 250 kilómetros y atraviesa los departamentos de Artigas, Salto y Rivera, conectando con la Ruta 5 hacia Montevideo.

Ya en el año 2006, existía preocupación por el estado de dicha ruta. El 24 de septiembre de ese año, El País daba cuenta de una reunión de autoridades, vecinos y trabajadores de la ruta, quienes enviaron al entonces presidente de la República, Tabaré Vázquez, y al ministro de Transporte, Víctor Rossi, una carta para que tomaran soluciones rápidas y efectivas. En aquel momento se señaló que “el 70% de la ruta está dañado”.

En el año 2008 el tema volvió al tapete y dos años más tarde, en uno de los primeros Consejos de Ministros de este gobierno, el presidente Mujica asumió el compromiso de mejorar dicha ruta debido a su estado.