Un gato salió de su tumba y volvió a su casa

Que los gatos tienen siete vidas es un dicho bien popular pero en este caso parece haberse cumplido.
El caso ocurrió hace casi dos semanas en la ciudad Tampa, en el estado de Florida, Estados Unidos.

El animal había sido enterrado por su dueño Ellis Hutson el 15 de enero pasado después que fuera atropellado por un auto. El hombre lo encontró tendido en un charco de sangre, lo creyó muerto y lo enterró en el jardín.

Pero cinco días después salió de su tumba. Se presume que el felino estaba inconsciente al momento de ser enterrado.

Según CNN, el dueño no tenía dinero para llevaro a un veterinario por lo que decidió llevarlo al Centro Animal de la fundación Humane Society of Tampa Bay.

Este martes fue operado, le retiraron el ojo izquierdo y le reconstruyeron la mandíbula y el paladar. Aquí el reporte de lo que le hicieron los veterinarios.