Un niño británico de cinco años a punto de ir a juicio por no ir a un cumpleaños

Alex Nash tiene cinco años y fue invitado al cumpleaños de un compañerito de colegio, pero no fue y no avisó. Ahora, ofendidos, los padres del cumpleañero le reclaman el pago de lo que gastaron por su ausencia: 16 libras (unos 600 pesos uruguayos).

Para recuperar el dinero, la madre del otro niño envió una factura por 16 libras, exigiendo el pago de ese monto. Esto irritó a la familia de Alex, que se niega a pagar y por esto podrían ser llevados ante la Corte.

Junto a la polémica nota, la madre del chico del cumpleaños, Julie Lawrence, adjunta la factura de la jornada de esquí a la que había sido invitado y advierte de que interpondrá una demanda judicial si no abonan los 20 euros.

La familia de Alex confirmó antes de Navidad que su hijo iría a la fiesta en la pista de esquí pero después se dieron cuenta de que le habían prometido a ir de viaje con los abuelos en esa fecha.

Llegado el momento, dice el padre, Derek Nash, que Alex eligió ir con sus abuelos y que no tenía un teléfono o mail para avisar a la familia Lawrence. A la vuelta de vacaciones, aseguran que intentaron, sin éxito, disculparse con la madre del compañero. Pero cuál fue su sorpresa cuando una semana después hallaron la nota con la factura en la mochila de Alex.

El padre de Alex fue a casa de la señora Lawrence (en la factura venía la dirección) y le dice que no le daría su dinero y que debería haber hablado conmigo antes. “Habría pagado el costo de la jornada de esquí de Alex si ella se hubiese comportado de otra forma”, asegura el padre de Alex en declaraciones al diario The Telegraph.