ANEP decidió ampliar el servicio de alimentación escolar a más de 5.000 liceales del país.

Según detalla Búsqueda, la medida tendrá un costo de US$ 1 millón y pretende paliar situaciones de extrema vulnerabilidad así como crisis derivadas de las inclemencias climáticas.
La idea de la Anep es habilitar a estudiantes de Ciclo Básico que estén en situaciones de extrema necesidad a alimentarse en comedores escolares. “A veces también sumamos a los comedores escolares a algunos chiquilines de Segundo Ciclo”, explicó el consejero de Primari, Héctor Florit.
El programa de Alimentación Escolar que administra el servicio de comidas en las escuelas públicas provee a diario 276.800 almuerzos, desayunos y meriendas. Con él se alimentan el 80% de los niños que asisten a las escuelas públicas.
La inversión en este servicio ronda los US$ 300.000 diarios, unos US$ 55 millones al año. Más del 90% de los gastos de este programa son financiados por el Impuesto de Primaria y el resto a través de la ley de presupuesto en escuelas de tiempo completo y extendido.

Deja un comentario