Frío dispara precios de varios productos hortofrutícolas.

La ola polar no sólo dejó como consecuencia gripes, resfríos y sabañones: también empujo al alza los precios de varios productos hortofrutícolas.
Pablo Pacheco, vocero del mercado Modelo, explicó que la seguidilla de precipitaciones y fríos intensos influyó en algunos precios. «Esto se da especialmente en algunas hortalizas de hoja como la lechuga, cuyo aumento se explica completamente por eso», dijo Pacheco en declaraciones al noticiero Informe Nacional, de Radio Uruguay.
El portavoz explicó que estas plantas «normalmente soportan el invierno, pero crecen más lento, por lo que se alargan los ciclos. Seguramente en algunas emanas habrá una mejora de la oferta, pero con más lentitud que en otras ocasiones».

Pacheco recordó que «llevamos varios inviernos no muy fríos y uno pierde la memoria al respecto, pero lo normal en invierno es esto: mucho frío y heladas de noche». Asimismo, destacó que esta situación no sólo es normal sino deseable, ya que «permite un buen corte de ciclo plagas y acumulación de frío para los frutales», ya que «los suelos que se preparan para los cultivos de primavera quedan mejor si reciben fríos importantes».
En la actual coyuntura, «se reduce la oferta de algunos productos como hortaliza de fruto, como morones, tomate, berenjena, pepino o zapallito, que son cultivos que necesitan condiciones de las que en Uruguay se producen sobre todo en verano».
Sin embargo, y pese a reconocer que en el invierno se dificulta la producción de estas verduras, señaló que «gracias a la tecnología y al esfuerzo de los productores, hay producción de estos todo el año, y hasta hace cosa de quince años no la había, o era apenas testimonial».

Pese a ello, cuando las lluvias y el frío arrecian como en los últimos días «el nivel de ingreso y oferta al mercado se enlentece, y hace que los precios aumenten».
Por otra parte, Pacheco llamó a tomar en cuenta los precios desde los que parten estos incrementos.
«Hay aumentos del 100 o 150 por ciento, y cuando los vemos decimos que subió un montón, pero como estamos en valores ridículamente bajos, eso no es de gravedad. Si una lechuga costaba a nivel de mercado ocho pesos y sube a quince, es casi un 100%, pero el precio para el productor es ridículo y seguramente por debajo del su costo».
«Hay que ver cuál es el precio desde el que parte el aumento. Ahora hay varios que son los más bajos históricos en los últimos tres años», concluyó.
Entre los productos que sufrieron aumentos porcentuales de tres cifras se cuentan la acelga, la albaca, el brócoli, la lechuga, el puerro, los rabanitos, el calabacín, las chauchas y el morrón rojo. Por lo antes descrito, se espera que estos preciso se normalicen en el correr de las próximas semanas.

Deja un comentario