Paso el agua. Otra vez CTM jugó para UTE y no para la gente

El río Uruguay volvió a su cause normal y nuevamente cientos de familias Salteños retornaron a sus hogares, que tras el paso del agua tendrán una gran tarea de higienización sumado a las pérdidas patrimoniales que siempre se producen, sin contar lo que significa para cada salteño que en cada inundación debió juntar sus cosas en irse de su casa.

Una vez el agua bajó, es un buen momento para plantearse cual es la función que cumple la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (la Represa de Salto) y los directores que la integran como cargos políticos designados por sus partidos como lo son Gabriel Rodríguez y Eduardo Bandeira por el Frente Amplio y el salteño Carlos Albisu por el Partido Nacional, todos ellos con la responsabilidad política ante este tipo de situaciones, una ausencia más que considerable en cada inundación y cada uno con un sueldo por encima de lo que cobran el Intendente o los legisladores nacionales del Departamento.

El especialista Guillermo Ramis denunció en el programa Está Boca es Mía que la CTM de Salto Grande podría haber actuado de otra manera ante lo que fue la última inundación, donde podrían haber bajado la cuota del lago para tener una mayor posibilidad de contención de los niveles de agua que provenían de la cuenca, pero «bajar la cuota significa que turbina menos agua. Tienen modelos meteorológicos que con tiempo les dicen que va a pasar en la cuenca inmediata y media del río Uruguay. Una menor cuota hubiera significado menos personas desplazadas», aseverando que no cumplen la función reguladora y la única función que cumplen es la generadora porque es la que genera dinero. Al decir del entrevistado «para Salto Grande da lo mismo ahogar 20 personas que 5000, porque es menos plata que turbinar y producir energía»,

Tristemente la gente quedó relegada de la discusión ya que no le importó a quienes tienen la responsabilidad de liderar las funciones de la Represa de Salto Grande, pero que pueden continuar cobrando sus abultados sueldos para poder hacer política e ir a pedir el voto a los Salteños, muchos de ellos, afectados por las decisiones que ellos mismos eligen tomar.

Entre esos directores hay un salteño que quiere ser el Intendente de Salto ¿Cuando será el día que van a priorizar a Salto por encima de sus aspiraciones y cargos? Primero Salto, primero las responsabilidades y primero las necesidades de la gente antes que todo lo demás.

Deja un comentario